El Chagas afecta a más de 7 millones de personas en el mundo. La enfermedad causada por el Trypanosoma cruzi, puede ser transmitida por la vinchuca (también conocida como chinche besucona, barbeiro, chipo, chupadora, etc). Las heces que deja la vinchuca contienen al parásito. Basta con que la persona se rasque la picadura, para que el parásito, que está en las heces, ingrese al organismo. 

Otra forma de transmisión, es de madre a hijo/a durante el embarazo (por lo general a través de la placenta o el parto). En Chile, esta forma de transmisión es la más frecuente y recibe tratamiento la mamá y su recién nacido/a.

Por medio de transfusiones de sangre o donación órganos, por lo general no controlados, sin embargo en Chile esto recibe un control de todas las donaciones y si los resultados indican que tienes el parásito se te avisará, por eso es importante que des los datos correctos para que puedas recibir información. Si tienes el parásito Trypanosoma cruzi, podrás recibir tratamiento y seguimiento.

En otros países también se produce contagio a través de comer alimentos que contienen el parásito o el vector, como la vinchuca.

En Chile se estima que 120.000 personas son portadoras del Chagas.
El foco de la intervención del sistema de salud, ha sido la desinsectación de viviendas (zona norte y centro) es decir, disminuir la presencia del vector y con ello en contagio a partir de la picadura. Chile ha logrado grandes avances y ha sido declarado libre de la transmisión vectorial (en 1999 y recertificado el 2016).

En Chile hemos avanzado en el control de donación de sangre. Desde el 2008 el análisis de la sangre donada y la detección del Chagas, del Trypanosoma cruzi es obligatorio.
A partir del 2014, el Ministerio de salud de Chile, instala el Plan de prevención y control de la enfermedad de Chagas, facilitando la detección de la enfermedad durante la gestación así contribuir a la interrupción del Chagas.

Es un parásito que puede producir los síntomas asociados a la enfermedad de Chagas. Muchas personas no saben que tienen el parásito: se sienten sanas. 

Es importante que aunque las personas se sientan sanas puedan recibir tratamiento y un seguimiento para evaluar anualmente su salud

Con los años, las personas pueden desarrollar problemas cardíacos o digestivos, estos pueden ser detectados y tratados.

Sí. Es gratis y universal.

Durante la gestación es posible detectar la presencia del parásito Trypanosoma Cruzi, en la mujer embarazada, este examen es parte de los análisis que deben realizarse todas las mujeres embarazadas en el país. Todas las mujeres que se atienden en el sistema público y en el sistema privado.

Las mujeres pueden recibir tratamiento, esto permitirá bajar la cantidad de parásitos en su cuerpo y disminuir el contagio del parásito a sus hijos/as durante el embarazo.

Los/las recién nacidos/as, antes de los 10 meses, deben realizarse análisis de sangre para identificar la presencia del parásito en sus cuerpos.

Si una guagua o bebé tiene el parásito, podrá recibir tratamiento. Un/a recién nacido, al recibir tratamiento se verá libre de la enfermedad, es decir el tratamiento que reciba podrá ser eficaz en un 100%.
En Chile, el tratamiento es gratuito para todos los y las recién nacidas, independiente si tienen acceso a atención en el sistema público o privado de salud.

Las personas donantes de sangre, podrán recibir información si tienen o no el parásito Trypanosoma cruzi. En este caso podrá recibir tratamiento para disminuir la carga de parásitos y evaluar su condición de salud para realizar un seguimiento y los tratamientos que requiera, en caso de haber desarrollado la enfermedad de Chagas.